full screen background image

INDEPENDIENTE RUGBY CLUB

 

Haciendo Camino en la División de Honor

 

Nuestro Club lleva ya más de 46 años de historia, compitiendo en diferentes categorías del Rugby Español, en casi toda su historia ha militado en categoría nacional, teniendo siempre un comportamiento ejemplar tanto dentro como fuera de los terrenos de juego.

 

En estas breves líneas vamos a condensar y resumir lo que ha sido el devenir de las últimas temporadas en la máxima categoría del Rugby Español, la División de Honor.

 

Este proyecto comienza con una fuerte apuesta por parte del Club en la Temporada 2009/2010 en la que militaba en la Primera División Nacional y en la que se tejieron los mimbres del cesto que luego alcanzaría los mayores logros deportivos de la historia del club y del rugby en Cantabria, así como escribir parte de las páginas de los éxitos deportivos del deporte regional en nuestra comunidad.

 

En la temporada 2010/2011 se asciende a la División de Honor B, y es en la segunda temporada, allá por Mayo de 2013 cuando en un “hito” histórico se consigue en el Ascenso a la División de Honor en el Estadio del Sardinero, ante más de cuatro mil espectadores. Ese día la historia deportiva del Independiente giró 360 grados hacía una nueva era.

 

En su primera temporada en la máxima categoría, es nuestro Club el que cambia el ritmo de la propia liga. Somos un equipo recién ascendido que irrumpe peleando por los primeros puestos de la tabla desde el primer encuentro, que cambia la manera de gestionar un equipo de rugby, introduciendo diferentes novedades en el terreno del marketing, la promoción y la comunicación, haciendo una pequeña revolución que el resto de los equipos y la propia Federación Española recogieron y a día de hoy es la “nueva” liga la que se está disputando.

 

En esa temporada, ya se veía la grada de San Román con una asistencia poco previsible para lo que se estaba acostumbrado, la buena marcha del equipo, los diferentes atractivos extradeportivos durante la organización de los encuentros hicieron crecer una “afición”, que a día de hoy es una de las más numerosas de la División de Honor Nacional y también en nuestra Comunidad, después del Racing de Santander.

 

En esa temporada se van batiendo jornada tras jornada los propios récords del Club y algunos del deporte cántabro. En mayo se disputa la Final de la Copa del Rey en el estadio Palentino de “La Balastera”, ante siete mil espectadores, con toda la parafernalia propia de una Gran Final. El rival, nuestro “coco” deportivo, el todopoderoso VRAC Quesos Entrepinares. Durante muchos minutos de esa final se estuvo a punto de realizar el sueño de afición y club, poder levantar la Copa. Pero en los últimos minutos del encuentro se impuso la lógica deportiva y fueron los “Queseros” los que se llevaron la Copa a sus vitrinas. El Independiente había dado un golpe encima de la mesa y había presentado sus credenciales deportivas para el futuro. En liga se disputaron las semifinales, cayendo por un ajustado marcador ante el mismo rival en el “Pepe Rojo”, y consiguiendo el cuarto puesto en la clasificación final de Liga.

 

En la siguiente temporada, 2014/2015, siempre se estuvo luchando por los primeros puestos de la tabla y entre los seis primeros de la tabla que da derecho a jugar por el título de liga, aunque el “hito” de esa temporada fue disputar la Final de la Súper Copa de España. Fue en el “Pepe Rojo” y de nuevo ante nuestro “coco” particular, el VRAC, derrota dura que se produjo en el último minuto de juego por un escaso margen de dos puntos. A pesar de todo se compitió y peleó como lo hace siempre cualquier equipo “verde”, y a pesar de la derrota, la cabeza muy alta y la satisfacción de haberlo dado “todo” dentro de la cancha. Esa temporada también se disputaron las semifinales de liga, esta vez ante otro equipo vallisoletano, El Salvador, en esta ocasión también se repite el puesto en la tabla, el cuarto. En Copa del Rey se cayó en semifinales ante el Cisneros.

 

La temporada 2015/2016, el Independiente volvió a salir a por todas. Y buena prueba de ello fué que se luchó hasta el final en ambas competiciones, con un equipo muy creativo y con un rugby alegre que le llevó a tener a varios de sus jugadores entre los mayores anotadores tanto en ensayos como en puntos con el pie. En Copa del Rey se cayó en cuartos de final ante el que luego sería el Campeón, El Salvador de Valladolid, y en liga se alcanzó el tercer puesto, saliendo derrotado por un estrecho marcador después de haber llegado al descanso por delante en el mismo, ante el mismo rival, El Salvador en su terreno de juego, el “Pepe Rojo”.

 

La temporada 2016/2017 comenzó con un nuevo proyecto en la máxima categoría, nuevos patrocinadores, una plantilla más corta, muchas “desgracias” durante la misma, con un rosario de lesiones graves que dejaron mucha huella en el vestuario. Pero una vez más, el Independiente "sacó petróleo" de la escasez, supo gestionar la misma y adaptarse a la situación, con un equipo “aguerrido” y eminentemente defensivo, le puso las cosas muy difíciles a todos sus rivales.

Se cayó en Copa del Rey ante el Ordizia, se consiguió alcanzar a pesar de todos los problemas deportivos el “play off” por el título, disputando los cuartos de final ante el Alcobendas en su terreno de juego y cayendo con mucha dignidad luchando hasta el pitido final. Como anécdota el jugador y capitán “verde”, Mariano García, resulto ser el máximo anotador con el “pie” de la liga.

 

Esta historia deportiva se seguirá escribiendo temporada tras temporada, siempre con la misma filosofía desde la fundación del Club, luchar por los máximos éxitos deportivos y formar personas.

 

 Jose Luis Marquínez

Director Equipo SENIOR

 

 

Fotografía: Luz FIERRO
twitter share
© 2017 SENOR Independiente Rugby Club   |  Joomla Templates by Joomzilla.com
Back to Top